Infusión mediante bolsa de silicona

Publicado en Laboratorio Faxe

  • Infusión mediante bolsa de silicona | Hegardt Productos Químicos
  • BOLSA DE VACIO | Hegardt Productos Químicos
  • 20141222_111903_resized | Hegardt Productos Químicos
  • 20150225_135604 | Hegardt Productos Químicos
  • bola hueca | Hegardt Productos Químicos
  • 179913_487320704615092_2139201262_n | Hegardt Productos Químicos
  • 1 | Hegardt Productos Químicos
  • 1509160_orig | Hegardt Productos Químicos
  • 1690002_orig | Hegardt Productos Químicos
  • 2435613_orig | Hegardt Productos Químicos
  • 9497743_orig | Hegardt Productos Químicos

INFUSIÓN MEDIANTE BOLSA DE SILICONA

 Las bolsas reutilizables han supuesto una modificación del sistema de transformación con infusión por vacío, sustituyendo la bolsa  de film plástico, que no se puede volver a utilizar después de un uso, por una membrana translúcida de silicona, específica de cada molde, pero que puede volver a usarse de forma indefinida en sucesivas piezas, aportando  ventajas tales como:

 

  • Reducción casi total del desperdicio de resina

  • Poder usar resinas de poliéster de viscosidad normal

  • Eliminar los materiales auxiliares desechables

  • Reducción de la mano de obra medida en horas hombre

  • Reducción muy importante de los tiempos de infusión

  • Poder usarse con per-pregs para su curado bajo presión y alta temperatura

  • Calidad de piezas igual a la de infusión/vacio y RTM light.

 

La normativa europea, con el ánimo de minimizar las emisiones de VOC (vapores orgánicos volátiles, como el del estireno) está instando a los talleres de plásticos reforzados, donde se trabaja sobre molde abierto, a  adoptar medidas costosas para conseguir que el contenido en VOC  en su atmósfera de trabajo, sea menor de 50 ppm. Con el sistema VPI se puede trabajar en estos talleres, sin  necesitar aspiradores especiales y usando los mismos moldes que se están usando ahora.

 

Además, el sistema de las bolsas reusables, permite eliminar todos los materiales típicos de la infusión / vacío, como las mangueras, film plásticos, resin runners, tejidos pelables (peelplys), las cintas adhesivas, etc. Solo se necesita una bolsa de silicona, calefactable o no, que permite extraer el aire (vacío) presionar la resina (presión) y fluir la resina en el molde (infusión) en un tiempo considerablemente inferior, dando piezas de igual calidad.

 

PROCESO DE INFUSIÓN MEDIANTE BOLSA DE SILICONA

 

Si a un molde, hecho de poliéster, se le aplica el gelcoat y una vez seco se le posiciona la fibra como de costumbre, se le cubre con la bolsa de silicona, se le vierte la resina medida y por medio del vacío se infusiona rápidamente, se obtiene una pieza sin más desecho que una mínima rebaba, en un tiempo récord y con una calidad propia de los sistemas RTM, infusión, RTM light e infusión/vacío.

 El vacío es habitualmente del 98%, extrae el aire de la fibra y proporciona el apriete por el empuje de la atmósfera con una sola bomba.

 Las ventajas en cuanto a la aplicación de esta bolsa son: 

  • Velocidad superior a LRTM e infusión

  • Resina estándar: innecesarias las resinas especiales

  • Tamaño neto: mínima rebaba, muy poco corte y lijado

  • Pérdida de resina mínima o nula

  • Innecesaria la instalación de una trampa para resina

  • Innecesarias dos fuentes de vacío

  • Sin mangueras para configurar, sellar y deshechar

  • Sin necesidad de maquinaria para las mezclas

  

Si a estas ventajas se añaden la instalación de la bolsa en segundos, el moldeo sin problemas de ángulos negativas, de espesores distintos y de configuraciones distintas, la conclusión que se extrae es que nos hallamos ante una solución económica de incrementar la productividad y rentabilidad mediante el empleo de la bolsa de silicona. Para la fabricación de cada bolsa que se ajusta a cada molde se dispone de una mini-máquina para mezclas 1:1 que proporciona un caudal de silicona líquida catalizada de hasta 2,3 Kg/min, libre de burbujas con un tiempo de curado entre 6 minutos y 5 horas previéndose el dominio en su manejo en 2-3 horas por aplicadores no experimentados.

 La fabricación de la bolsa comienza por la calibración del molde a base de cera calibrada o mediante el uso de una pieza en poliéster del espesor deseado que se ajusta al molde. En la pestaña lateral del mismo se disponen y se dejan adheridos los perfiles que conformarán los conductos de vacío para el sellado del molde y para la extracción del aire de la fibra, y sobre ellos se comienza el pintado con silicona mediante capas alternando fases con silicona tixotrópica hasta obtener el grosor y rigidez (dentro de la elasticidad típica) adecuados. La pistola no produce la mas mínima nube, y la limpieza en la aplicación es sorprendente. En un par de horas la bolsa es recortada, curada y está lista para su uso.

 Estas bolsas son reutilizables, reparables en dos minutos, en caso de pinchado o rajado con un objeto punzante o cortante. Soportan temperaturas de hasta 220ºC y no requieren en su manejo mano de obra especializada.

 Este sistema VPI constituye otro adelanto sorprendente en la utilización del poliéster en molde cerrado que conlleva una mínima polución del ambiente con apenas emisiones de monómero volátiles que se traduce en una más saludable atmósfera de trabajo, una mínima producción de residuos y un notable aumento de la productividad y rentabilidad.

Puedes acceder a un video demostrativo en la siguiente url: https://www.youtube.com/watch?v=VdWm_Gg08Yw

Si necesita más información no dude en contactar con nosotros en el siguiente formulario

http://www.hegardt.es/contacto

o bien a través del teléfono 945 332 125

 

Descargar archivo adjunto 1

Últimas noticias

Proceso contínuo de fabricación hormigón polímero, solid surface, engineered stone

Saber más

Sistema de moldes calefactados en PRFV

Saber más

Hormigón polímero con alta resistencia al impacto

Saber más

Sistema de infusión mediante bolsa reutilizable de silicona

Saber más

Diferencias entre HDT y Tg?

Saber más